Mi nuevo gadget

Buscando opciones para monitorear mi actividad física (es un propósito mejorar mi condición y bajar la panza), encontré gracias a David Ochoa de @BytePodcast la opción ideal: un Samsung Gear Fit2 Pro.

galaxy-fit2-pro_swim_visual

La principal razón por la que me incliné hacia éste smartwatch fue que se puede usar para nadar. Debido a mis problemas de espalda, la única actividad física importante que puedo hacer es natación; y dado que ésta smartband se puede sumergir y tiene aplicaciones para medir el rendimiento durante dicha actividad, fue la opción a elegir.

Aunado a que se puede sincronizar con un Smartphone, y medir otras actividades, debo decir que su apariencia discreta me agradó bastante.

Llevo ya una semana con el equipo usándolo diariamente; la autonomía de la batería como en todos los smartwatches es un tema que se deberá mejorar con el tiempo; en mi caso lo uso con frecuencia (nado 3 días a la semana) y lo conecto para recibir las notificaciones del celular, por lo que al final del día acabo con un 50% de batería.

Una opción altamente recomendable para mis necesidades.

Anuncios